Samanta, tu maternidad me la trae floja

Confieso. No tengo tele. Lo digo para que no os resulte extraño que haya oído el nombre de Samanta Villar por primera vez hace, como quien dice, un par de días. Y es que de la noche a la mañana Twitter se vio inundada por el hashtag que llevaba su nombre. Claro, ¡cómo ignorarlo! “¿Pero quién es esta mujer? -Me pregunté-. Una gran referente en algo, sin duda -Y comencé con mis especulaciones-. ¿Será algo así como la Orna Donath española? Aunque mucha pinta de socióloga no tiene (¡¿Y qué pinta tiene que tener una socióloga?!)”.
Ahora sé que es periodista, y madre, por supuesto. Más que eso no me interesa saber. ¿Para qué? Tampoco tengo interés en leer su libro. Con toda sinceridad, prefiero continuar leyendo El segundo sexo.
Continuar leyendo